Tenía muchas ganas de enseñaros este proyecto. Cuando vi las colecciones de Magic Forest, tuve claro que las usaría para hacerle un proyecto para mi nena. Son tan dulces y bonitas.  Encontré un libro viejo, al que prácticamente había ya arrancado todas las páginas, solo se podían aprovechar las tapas, y se me encendió la bombilla. Iba a realizar un libro con esas tapas, creando las páginas y todo adornado con esas colecciones.

Os explico como lo hice:

1.- Pinté las tapas del libro con gesso y luego chalk de Amelie en color mint (solo por los bordes)

2.- Recorté dos papeles, el de madera de la colección Magic forest y el de lunares negros de amelie también. Uno tiene la medida un poco más pequeña que la portada del libro, y el otro un poco más pequeña que el otro papel. Y los pegué uno sobre el otro, les hice una costura, y los enganché a la portada del libro, e hice el mismo proceso para el lomo y la contraportada.

3.- Y para terminar con las tapas unos toques de chalk amelie en blanco roto, de wax dorada y barniz superstar

4.- Para las páginas interiores primero recorté papeles de amelie,  a la medida del interior del libro, estos serían las tapas de los cuadernillos. Después recorté folios, en mi caso de papel marrón reciclado, y vellums, todo de la misma medida.

  

a los vellums les di un poco de alegría pintándolos cada uno con un patrón y color diferente, usando las chalk de amelie en los colores : blanco roto, mint, salmón, caribe, y pétalo.

5 .- Por último formé los cuadernillos: una tapa de cuadernillo, 3 folios, un trozo de papel de scrap más pequeño y un vellum, y los cosí.

 

6 .- Ahora quedaba juntar los cuadernillos entre sí, para eso, lo más fácil es usar la cinta de doble cara.

9.- Bien, ya tenía el interior del libro, solo quedaba unirlo a las tapas, para eso también usé cinta de doble cara, pegando la primera página a la parte izquierda de las tapas, y la última página a la parte derecha, pero antes de hacer eso, encolé un trozo de cinta a cada lado de las tapas del libro.

  

10 .- El libro estaba listo ahora solo quedaba decorarlo, recorté y repinté muchos de los dibujines que vienen en los papeles de la colección Magic Forest, los fui pegando por las páginas, y así quedaron de bonitas:

      

Me encanta como ha quedado, y a vosotros? Como veis parece laborioso pero es muy fácil, y queda un libro totalmente personalizado e único.

Saludos

Wilma