Buenassss

Cómo estáis? Preparando la Navidad supongo! Hoy vengo a relajaros con un tutorial… distinto! Además de rápido y fácil!

El soporte que elegí fue una casita de pájaros de madera, que me encantan!

Le di una primera capa de chalk blanco roto, que ya sabéis que nos sirve de imprimación a la vez que damos color.

Después le pegué unas cuantas flores y le volví a dar una pasada con el mismo chalk, pero esta vez en cantidad abundante y… siempre decimos que la pistola de embossing hay que usarla con cuidado, verdad? Sino,en vez de secar o embosar, quemamos la superficie… pues, como soy un espíritu rebelde, opté por freír la pintura…


Qué os parece?

Le di un poco de aguamarina de Amelie para romper el blanco…

Y a partir de ahí fui dándole capitas de blanco para acabar de freír el conjunto y añadí algo más de decoración, junto con barniz de purpurina Amelie… y aquí tenéis el resultado final!

 

 

 

 

 

 

 

Espero que os haya gustado y, sobretodo, que os aventuréis a probar y a ser rebeldes!

Os deseo unas muy felices fiestas!

Hasta pronto! Mmmmuuuuaaaakkkkk

PiLi