¡Hola! ¿Qué tal habéis comenzado el otoño?

Hoy os traigo una idea que podemos usar para la scraproom o cualquier parte de la casa en la que necesitéis almacenar pequeñas piezas, lo haremos reciclando los botecitos de conservas que tenemos por casa y que pondremos bonitos de una manera muy sencilla.

Lo que vamos a necesitar será:

  • Botes de cristal
  • Pomos pequeños
  • Pinturas AMELIE de varios colores

Los colores que yo he utilizado son:

En mi caso he usado las tipo chalk porque me gusta más la textura rugosa que le da la tiza, pero perfectamente podéis usar las acrílicas.

Lo primero que haremos con una barrena o un puzón será hacer un agujerito en el centro donde luego insertaremos los pomos que hayamos elegido. Si el tornillo es grueso y necesitáis un agujero más grande probad con un destornillador y un martillo.

Después de hacerlo pintaremos las tapas y colocaremos los pomos, podéis serrar los tornillos para que no se vean tanto, yo no lo hice por si en un futuro quiero reutilizar esos pomos en algún mueble.

Y ya está, como véis no tiene complicación ninguna pero quedan muy resultones para llenarlos de maderitas, abalorios o cintas y aparte de ser práctico decora la scraproom o cualquier parte de nuestro hogar.

Espero que os guste y reutilicéis todos esos botes de conservas que guardamos.

Guardar

Guardar